fbpx

Técnica de estudio

Pomodoro

¿Has oído alguna vez hablar de la técnica Pomodoro?

Efectivamente, tiene que ver con el tomate, pero no se trata de una receta para una salsa ni nada parecido.¿Has oído alguna vez hablar de la técnica Pomodoro? Efectivamente, tiene que ver con el tomate, pero no se trata de una receta para una salsa ni nada parecido.La técnica Pomodoro fue creada en los años 80 por Franceso Cirillo ya que vio la necesidad de encontrar un método de estudio en el que pudisiese gestionar y administrar el tiempo que dedicaba a cada tarea. Recibe ese nombre, que significa tomate en italiano, porque Cirillo utilizó el reloj de cocina clásico para desarrollarla.

Esta técnica es una herramienta de gestión y organización del tiempo que dedicamos a cada tarea, puede ser en una jornada laboral o al tiempo que le dedicamos al estudio. El éxito de esta técnica es debido a que, entre otros beneficios, hace más tolerable las tareas que tenemos pendiente y nos hace conscientes de cómo empleamos nuestro tiempo.

Para ello, se divide el tiempo en periodos de 25 minutos, separados por pausas dedicadas al descanso. Es un método que se fundamenta en que las pausas frecuentes serían capaces de mejorar la agilidad mental. Tiene múltiples beneficios, entre otros:

• Aumenta la productividad.

• Ayuda a gestionar el tiempo para su utilización óptima.

• Facilita la división de las tareas en bloques.

• Fomenta la concentración.

• Promueve la motivación constante para lograr las metas prolongadas.

• Evita el agotamiento mental innecesario.

La técnica estaría formada por cinco etapas: planeamiento, anotación, registro, proceso y visualización.

De forma práctica se puede llevar a cabo de la siguiente forma:

• Se decide la tarea que se va a realizar.

• Se programa el pomodoro (generalmente un reloj con alarma) a un lapso de 25 minutos.

• Se trabaja, y esto es muy importante, de forma concentrada e intensiva hasta que suena la alarma. Cuando suena se marca con una X, que representa que se ha cumplido con un pomodoro.

• Se descansa durante 5 minutos (tomar un café o darse un breve paseo…cualquier cosa sirve, excepto trabajar.

• Se inicia de nuevo el proceso. Cuando se alcanzan los cuatro pomodoros, se toma un descanso más prolongado, de 20 o 30 minutos.Además de poder usar el método tradicional del reloj para llevar a cabo esta técnica, existen diferentes aplicaciones para los smartphones que nos ayudan a controlar el tiempo. Algunas, por ejemplo, pueden ser: BeFocused o Forest, entre otras.

¡Os animamos a utilizar esta técnica para conseguir grandes resultados en todo lo que os propongáis!