fbpx

Inteligencia emocional para el desarrollo integral

¿Conocemos nuestras emociones?

Como respuesta psicofisiológica, las emociones nos acontecen desde el momento en el que nacemos, pero, ¿somos conscientes de las mismas? ¿Sabemos reconocer y valorar nuestras emociones? ¿Damos una respuesta adaptada a las diferentes situaciones de
nuestro día a día?

El ritmo tan acelerado y los cambios vertiginosos que demanda la sociedad actual, conllevan en la mayoría de los casos, a una falta de conciencia del momento presente, de la forma en la que piensas, sientes y actúas.

Son muchos los estímulos que tenemos a nuestro alrededor y que conforman nuestra realidad tanto a nivel externo como interno, y apenas reaccionamos a un 1% de todos los estímulos de nuestro entorno, esto nos da una información clara de la necesidad de comprender la forma en la que respondemos a los mismos, y cuál es el mecanismo que nos permite regular y coordinar nuestro organismo ante los mismos.

En este sentido, cabe destacar y analizar cómo se crean las propias emociones y la trascendencia de su regulación.

¿Para qué sirven las emociones? ¿Cuáles son sus funciones?

En el día a día tomas millones de decisiones que, aunque en muchas ocasiones sean de manera inconsciente, éstas determinan tu propia vida. Y son las emociones, las que influyen directamente en esa toma de decisiones. Las emociones cumplen un papel fundamental no sólo en la toma decisiones, sino que también determinarán la actitud y comportamiento con el que afrontas esas pequeñas decisiones. Su influencia resulta sustancial.

Son muchas e importantes las funciones quedesempeñan las emociones en tu persona.

Desde la función adaptativa, al actuar con un papel fundamental a la hora de adaptarnos a las diversas demandas y cambios, además de protegernos de los posibles peligros a los que nos podamos enfrentar.

Función social. A través de las emociones nos comunicamos con los demás. Al expresar ira, alegría, miedo, asco, entre otras, damos la posibilidad de que otras personas reciban información de nuestro estado y cómo influye el entorno y sus relaciones en nosotros mismos, esto último facilita el conocimiento y la comprensión tanto de nuestras necesidades, como las de los demás. Por lo que una adecuada regulación de las emociones resulta beneficiosa para la mejora de las relaciones.

Función Motivadora. El término emoción etimológicamente significa movimiento,
impulso. Por lo que las emociones nos incitan a la acción. Esta función resulta fundamental a la hora de abordar una tarea o acción para lograr nuestros objetivos.

Conocer las principales funciones que cumplen las emociones, te permite reflexionar
acerca de cómo te influyen éstas en el día a día y la importancia de conocerlas, comprenderlas y gestionarlas.

 

¿Quiéres saber más de inteligencia emocional?

Disponemos de clases grupales e individuales para formarte.

Y te preguntarás… ¿Cómo puedo gestionar mis emociones y dar una respuesta adaptada y saludable?

Para poder gestionar las emociones, parte de la capacidad de percibir la gran variedad de emociones que experimenta tu organismo, cuáles son sus efectos y qué cambios provoca a nivel fisiológico, tener la capacidad de valorarlas y expresarlas de manera
consciente y equilibrada. Además es importante, que comprendas la información que te aportan para poder darte cuenta de las necesidades ya así poder satisfacerlas.

Otro aspecto fundamental para lograr una adecuada gestión emocional consiste en afinar y conducir los pensamientos que acompañan a la emoción y de esta manera hacer un adecuado procesamiento mental, y así regular el sentimiento que se genera del mismo.

Te invitamos a que pongas en prácticas las diferentes habilidades, y te comprometas a armonizar mente, cuerpo y emoción.

Autora del artículo: Lucía González